Life on Mars

Este es un artículo destinado casi íntegramente a una sola persona. Es decir, una audiencia muy superior a la habitual...
Para los demás, algunos ya saben que sigo con interés el blog que escribe uno de mis ya ex-alumnos. A pesar de que hable de sus compañeros en clave (y no así de sus profes), lo he seguido con interés, no solo voyeurístico (que también), sino literario. Me gusta cómo escribe su autor. Eso es algo que ya escribí en su momento, pero era en un rincón oculto de otro blog, así que ahora lo digo en voz muy alta: este tío vale.
Pero ahora resulta que me ha citado en cuatro entradas consecutivas (aunque aparecidas en la red tiempo después de que empezaran a escribirse). Con todas las letras. Pidiendo mi opinión. Hablando incluso bien de mí.
Con lo que solo tenía dos opciones: escribir un comentario en cada entrada, o escribir mi propio texto al respecto. Como comprenderán... he hecho ambas cosas.

[Actualización 18/07: Cuando tenía este post a medio escribir y encarrilado, va el muy 善良な男 y se marca esto. Y encima lo fecha el 24 de junio, para que parezca que se le ocurrió antes. Si es que...]

Así que Miguel Ángel, con todas las letras, va por usted.

No es fácil ser a la vez el que eres, el que quieres ser y el que quieren que seas. No es sencillo soportar a la vez lo que tus padres desean para ti, lo que tus amigos esperan que hagas, lo que tus profesores creen que puedes lograr. En fin, que no es fácil tener 17 años.
Y sin embargo vas tú y lo haces. Con la misma elegancia con la que resuelves un problema de física, con el mismo estilo con que anotas desde 5 metros, nos cuentas a todos lo que te pasa por la cabeza o por esa otra víscera sobrevalorada.
Hay alumnos con los que he tenido mucha confianza. Gente que me encuentra por los pasillos y me cuenta un chiste, gente con la que paso horas "arreglando el mundo", gente (caviar de Riofrío), que pasa sus ratos libres discutiendo de física conmigo. Tú y yo hemos hablado poco, casi nunca fuera de clase. Y sin embargo ha habido un vínculo de confianza... ¿o fue más bien un hipervínculo?
Nos hemos leído en vez de habernos reído, hemos blogueado y no hemos charlado. He sido testigo de tus textos, he admirado tu vena literaria, he sido consciente de mi edad al no conocer casi ninguna de las canciones que seleccionabas, me he devanado los sesos para descifrar los criptogramas con los que te refieres a tus compañeros de curso. Te he visto pasar del cabreo y la desesperación a saborear las dulces uvas de la Ira.
Y sé que te irá bien. Sé que, a pesar de los palos, de las desilusiones, de los fracasos, cumplirás tus sueños. Venía en el periódico de hoy una entrevista con un famoso neurobiólogo (así alegramos a tu padre de paso), y decía lo siguiente:

Según mi filosofía, uno debiera tener sueños imposibles sólo si supone que los va a transformar en posibles. Dedicarse a sueños imposibles que uno sabe que no son realizables es perder el tiempo.
Creo que solo te falta tener claros esos sueños para poder empezarlos a cumplir. Te seguiré leyendo, y desde la distancia esperaré que escribas. Me gustará saber los pasos que vas dando, el camino al andar que vas haciendo. Y así mantendré un puente tendido con esas aulas y esos compañeros.
Ha sido un honor darte clases, aunque fuera poco tiempo. Es un placer tenerte como corresponsal. Nos seguimos debiendo tomarnos algo. Hasta pronto.

(La imagen de hoy es un fragmento, que al pincharla abre un fragmento algo mayor, del homenaje-parodia de estos muchachos. Miguel Ángel anda camuflado por ahí bajo varios brochazos de Photoshop. Hubiera querido reproducir el póster completo, pero con la cámara no hubo manera y esto es todo lo que entra en el scanner...)

2 cucharadas:

mars24 dijo...

Éste es uno de los pocos momentos en los que estoy sin palabras y sin respuesta, como cuando das las réplicas en clase...

Pero ya sabes que yo soy de comentarios largos...

Muchas gracias por la entrada, "buen hombre", no me merezco tanto elogio por tener sencillamente 17 años. Sí, yo escribo lo que pienso en un blog, pero cada uno tiene su forma de abrirse al mundo y, en el mayor de los casos, no se necesita de ningún MVD para ello.

Así que no creo que haya hecho más que Guillermo, Isabel, Marcos, etc... Ellos también tienen 17 años, y tmabién tienen su historia, incluso más interesante que la mía, aunque no lo vayan diciendo a gritos en un blog. Y ellos también lo han pasado muy bien contigo este año y te echarán de menos, aunque no lo publiquen en Internet. Por eso, si "hay vida en marte", también tiene que haberla en otros planetas...

Por cierto, déjame explicarte muy brevemente que si pongo los nombres de mis compañeros en clave, y no los de mis profesores, es por dos motivos:

* Mucha gente me ha pedido no escribir sus nombres… Así que cuando algún profesor lea MVD y me pida que no le cite más, también buscaré formas de nombrarlos en clave...

* Un gran número de veces, cuando escribo, siento que no tengo derecho de hacer públicas muchas historias sobre otras personas, y trato de ponerlas lo menos explícitamente posible. Lo que escribo sobre profesores es de dominio público, al fin y al cabo...

Dicho todo esto, no me queda otra cosa que darte una vez más las gracias por la entrada, y por supuesto, que seguiré visitando tu blog y escribiendo en el mío. Cuatro entradas y una despedida no son suficientes...

Para terminar: el tema de la ira... En mi blog está perfectamente cifrado (y más veces de las que piensas...), pero supongo que te habrás enterado entre MVD, Ms. Paz, el 23-J y demás rumores...

En fin, menos mal que ya no eres profesor mío, porque de haber sido así, habría tenido que matarte...

Y último: para conocer mis SOWs, no es tan complicado, sólo hay que escuchar "Del 40 al 1" cada sábado...

Gracias y hasta pronto.

Isabel dijo...

No mr ribas no escuches del 40 al 1 que solo ponen dos canciones buenas y una es de Pereza. Tu sigue escuchando Quique Gonzalez que eso si es musica buena.